Yellowstone National Park (Segunda parte)

La segunda y la tercera noche la pasamos en el camping del parque: llegamos por la noche, cansados y algo sucios. El recinto es bastante grande y hay mucha gente, pero no hay farolas, todo en el respeto del entorno. Sin luces, sin agua. Así que de duchas nada! El baño además dejaba mucho que desear: había un agujero biológico por retrete. Es decir: el asiento del inodoro daba directamente a un agujero donde se almacenaban los excrementos de todos, no podías despedirte de tus cosas con un golpe de cisterna. En la pared del baño, una pizarra tenía colgados papeles donde había explicado cómo actuar en presencia de un oso. De hecho desaconsejaban llevarse cualquier tipo de comida en la tienda, ni agua tampoco. Es decir, cabe la posibilidad de que los osos entren en el camping para buscar comida. Monté la tienda en la oscuridad, ayudándome con una linterna colocada en la frente, como un verdadero aventurero. La monté mejor que el día anterior, pero no calculé que había una leve cuesta abajo que me habría fastidiado el reposo por la noche. Sin considerar que no había dos metros cuadrados sin piedras. Y puedo acabar diciendo que la temperatura bajo de unos 15 grados o incluso más y que tuve que dormir con un jersey y una chaqueta, además del saco de dormir. Pero cuántas estrellas! Saqué un par de foto desde el umbral de mi tienda, ni en el desierto del Sahara había visto tantos cuerpos celestes!

wyoming 11

El rastro de una estrella fugaz marca la alfombra de estrellas que hace de techo en el camping de Yellowstone

Antes de dormir, hicimos una hoguera y comimos chorizos y salchichas compradas en Denver un par de días atrás. El fuego nos proporcionó calor y, se supone, espantó a potenciales animales. De todas formas no estaba nada preocupado, el camping era grande y estábamos más o menos en el centro. Los osos no son monstruos, no se van a meter a pasear por un camping. Más miedo me daban los lobos.

wyoming 18

Una hoguera puede calentar, mantener lejos los animales y ofrecer chorizos calientes a la vez

En los siguientes días tuve la suerte de ver osos dos veces: no eran grizzly sino osos brunos y la verdad es que no dan mucho miedo como pensaba. Es más, intenté acercarme con mucha precaución más para no espantarlos que para que me atacasen. Ellos se dieron cuenta de que estaba ahí pero no me consideraron una amenaza y se quedaron tranquilos.

wyoming 65 wyoming 49
Los osos brunos no son una amenaza: es suficiente con respetar sus espacios y no hacer movimientos bruscos para no molestarles.

Pasé miedo dos veces: la primera fue cuando nos paramos en un sitio para cenar: era un aparcamiento en un bosque con un par de mesas de madera. Aparcamos y yo salí del coche con un taper lleno de ensalada de pasta. Era el crepúsculo y casi no se veía nada, pero advertí un movimiento en el bosque. Me paré, viendo que “algo” se estaba acercando al trote. La luz que tenía en la frente le iluminaba los ojos de un verde amarillo. Brinqué un salto y me precipité en el coche, cerrando la puerta y gritando “arranca, arranca!” Pensé que era un lobo, pero luego buscando informaciones, lo más probable es que se tratase de un coyote. Era muy feo, más feo que un lobo. Además tanto lobos como coyotes, cazan en manadas y si ves a uno, es probable que tengas uno también por detrás. Los coyotes además puede que tengan rabia y eso habría conllevado más problemas además del dolor del mordisco. Claro que dentro del coche pude sacar mi cámara de video y sacarle un video, pero la falta de luz hizo que la toma resultase bastante mala. Recuerdo que nos paramos a comer en la carretera, de pie a oscuras y que no podía parar de mirarme atrás todo el rato. No pasó nada, solamente había un montón de mosquitos.

La segunda vez que tuve miedo fue la noche de la última cena. Decidimos llegar hasta la orilla del Lago Yellowstone y hacernos los chorizos a la parrilla. Llegamos que todavía había bastante luz, pero de la carretera a la orilla había unos 500 metros de bosque. Recogimos leña seca y llegamos al lago, cuyo litoral medía unos 5 metros de ancho aproximadamente. Yo estaba en desacuerdo con el programa, discutí un poco pero democráticamente acepté, ya que era el único “gallina”. La alternativa habría sido no cenar y quedarme en el coche durante unas horas. No estábamos en el camping, no había nada más que la naturaleza y el atardecer que se hizo crepúsculo, que se hizo noche. El olor de la carne llama a los animales y me pareció un poco de inconscientes cenar ahí y cocinar con el grill. Busqué un ramo y pasé toda la noche mirando hacia la entrada del bosque, pensando en que, acabada la cena y tomada la cervecita (estábamos bien equipados, hay que admitirlo!) habríamos tenido que cruzar los 500 metros de bosque con la basura y el grill que olía a carne. Un cebo perfecto.

No pasó nada ni vimos animales. Pero pasé un mal rato y creo que le empecé a caer mal a un compañero de viaje.

wyoming 64

La orilla del lago Yellowstone puede ser un lugar apropiado para darse un paseo relajante después de un día lleno visitando el parque
wyoming 16
Desde una altura, contemplando la luz del crepúsculo y el lago Yellowstone

Fuimos a dar un paseo por una montaña, no recuerdo el nombre. Lo siento. Llegamos hasta la cima, pasando por praderas alpinas y bosques de coníferas. Maravillosos paisajes montanos, pero las Dolomitas italianas no tienen nada que envidiarle a las montañas de Yellowstone. Yo no tengo ningún tipo de orgullo italiano, pero he tenido la suerte de acostumbrarme a semejante espectáculo y la verdad es que esta excursión fue, para mí, la menos impactante de todas. Lo que es cierto es que la fauna es distinta y he notado que si los animales no están acostumbrados a la presencia del hombre, no le tienen miedo. Recuerdo de niño los paseos por los bosques de las dolomitas. Nunca vi a un ciervo: en cuanto huelen tu presencia, escapan. En Yellowstone, sin embargo, es todo el opuesto: desde nuestro sendero, vimos a unos cervidés lejanos, así que empezamos a acercarnos hablando muy flojo y sacando fotos. Llegamos a tres metros y los bichos seguían en el sendero, sin molestarse. Llegamos a preguntaros cómo íbamos a pasar porque sí que son animales pacíficos, pero tenían cuernos bastante robustos y, siendo territoriales, nunca se sabe! Obviamente, no pasó nada.

wyoming 63 wyoming 62 wyoming 55 wyoming 51

Un paseo de un par de horas es suficiente para ofrecer al senderista unos fantásticos panoramas. Me recordaron las Dolomitas, que no le tienen que envidiar nada a las montañas de Yellowstone excepto los animales
wyoming 21
La cima fue un poco decepcionante: si por un lado se podía apreciar un panorama a 360 grados, por el otro se erige una construcción con antenas bastante fea

wyoming 19

wyoming 10

No hay sitio en Yellowstone donde no se encuentren animales salvajes. Me sorprendió mucho que no haya ninguno que se espantó al vernos. Cervidés, bisontes, hasta ardillas y pájaros no se asustan al pasar del hombre

 

Esta entrada fue publicada en USA, Yellowstone National Park, WY y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Yellowstone National Park (Segunda parte)

  1. Fernanlee dijo:

    Joder, siempre he querido hacer una foto del manto de estrellas, de la vía láctea y de una estrella fugaz. Suerte la tuya de haber tenido esa gran oportunidad… te envidio!!!.

  2. Diarios de Viajes de Alessandro Rienzo dijo:

    Mítico Lee!!! La verdad es que estaba en el camping y se nota, porqué hay como una luz suave que molesta en la foto (lado izquierdo) pero si me hubiese alejado un poco habría sido “perfetta”. Pero en Suiza habrá sitios sin contaminación lumínica, no? Trípode y un par de birras y a cazar estrellas!😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s